FEVOCAM pide a la Administración un compromiso para aumentar la partida presupuestaria en las subvenciones de voluntariado

Miércoles, 10 Enero, 2018
Se acaba de publicar la resolución de la convocatoria de subvenciones de la Comunidad de Madrid para proyectos de voluntariado e innovación social, que deben ejecutarse entre 2017 y 2018, y que fue publicada el pasado mes de octubre. FEVOCAM denuncia que estos retrasos afectan negativamente a la planificación y gestión de las ONG, por eso pide a la Administración que cumpla su compromiso de garantizar la participación ciudadana y la innovación apoyando a las entidades sociales que la hacen posible. El 81% de los proyectos de voluntariado ha quedado excluido por falta de crédito, pese a contar con la puntuación suficiente. Y de los proyectos de innovación el 90,5% excluidos, frente a un 9,4% de concedidos. En total, se cuenta con un presupuesto en torno a los 145 mil euros, cifras insuficiente para hacer frente a la demanda real y a las propuestas de participación ciudadana.

FEVOCAM, la plataforma de entidades de voluntariado de la Comunidad de Madrid, señala la tardanza con la que desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid se ha publicado la resolución de la convocatoria de subvenciones a ONG para proyectos de voluntariado e innovación social de 2017. Dicha resolución acaba de ser publicada, con fecha 8 de enero de 2018. Lo que pone de manifiesto la lenta y deficiente gestión de los fondos públicos.

FEVOCAM, como interlocutora de las más de 70 entidades de acción voluntaria a las que representa, denuncia que estos retrasos van en detrimento de la sostenibilidad y la buena gestión de las ONG. Ya que cuanto más tarde se resuelven las convocatorias más se dificulta la planificación a medio y largo plazo de las entidades, que no saben a cierre de año con qué presupuesto van a contar para desarrollar sus iniciativas en el plazo establecido. En concreto, la convocatoria, publicada en octubre pasado, establecía un plazo de ejecución que abarca desde 2017 hasta el presente año.

Ocurre lo mismo en el caso de los proyectos de Innovación social, que cuentan con menos tiempo para emprender y desarrollar estrategias innovadoras en el ámbito social que, como se pide desde la Comunidad de Madrid, mejoren los procesos de calidad de las actuaciones,  la organización de las personas voluntarias o la coordinación entre los distintos sectores implicados.

Esta incertidumbre en la sostenibilidad del Tercer Sector madrileño – ya que los retrasos en la resolución de las subvenciones públicas viene siendo habitual desde la Administración –no se corresponde con el compromiso que recoge el Plan Estratégico del Voluntariado de la Consejería, en base al cual apuesta por una estrategia que posibilite un crecimiento inteligente, sostenible e integrador y el impulso de la innovación social en el Tercer Sector.

Lo que pasa, según destaca Jorge Hermida, presidente de FEVOCAM, por garantizar a las ONG las herramientas que permitan articular sus iniciativas de voluntariado e innovación social para el bienestar social. “Coincidimos con la Comunidad de Madrid en que el voluntariado es un eje fundamental para articular la participación de la ciudadanía madrileña, por eso apelamos a su sentido de la responsabilidad, para que proteja los intereses de las ONG de acción voluntaria que hacen posible dicha participación. Hablamos de miles de organizaciones de voluntariado que representan a más de 300 mil personas voluntarias e al región”.

En este sentido FEVOCAM también apunta al alto porcentaje de entidades que, aún cumpliendo con los requisitos y habiendo obtenido puntos suficientes, se han quedado fuera de la convocatoria por falta de crédito. Hablamos de un 81% de proyectos de voluntariado excluidos,  frente a un 18% de las concesiones – se han concedido 25 proyectos por cuantías que oscilan entre los 3000 y 4000 euros máximo-. Y en el caso de los proyectos de innovación, hablamos de un 90,5% de excluidos, frente a un 9,4% de concedidos – en total se han otorgado 5 de los 48 con puntuación suficiente-. En total, se cuenta con un presupuesto en torno a los 145 mil euros.

Las cifras ponen sobre la mesa la incompatibilidad de la partida presupuestaria destinada a la acción social en Madrid, con la demanda y las necesidades sociales reales. Algo que tampoco concuerda con la apuesta de entidades públicas y privadas de favorecer más la participación activa de las y los ciudadanos en la mejora social y las estrategias innovadoras. El presidente de FEVOCAM apunta a que “si queremos priorizar la participación e innovación, hay que emplear esfuerzos y recursos destinados a los actores que hacen posible ambos procesos, las entidades de acción voluntaria y el resto de las ONG”.