El 37% de las demandas de voluntariado en Madrid se realizan en verano

Martes, 4 Septiembre, 2018
De las personas que comienza su labor como voluntaria en una ONG, más de la mitad continua luego vinculada a medio y largo plazo, así lo constata FEVOCAM, la plataforma de entidades de voluntariado en la Comunidad Madrid. Las motivaciones iniciales por las que alguien decide hacer voluntariado, más centradas en el desarrollo personal –adquirir experiencias, aprender, estar con otros- se terminan transformado en motivaciones solidarias, más relacionadas con la satisfacción de ayudar a otras personas y mejorar la sociedad. También, cada vez son más las ONG que cuentan con programas específicos de voluntariado que se implementan en verano; como son los de infancia, con colonias urbanas y campamentos de verano, los de acompañamiento a personas mayores que en verano se quedan solas en las ciudades, o de voluntariado internacional y cooperación.

FEVOCAM, la plataforma de entidades de voluntariado de la Comunidad de Madrid, constata que son muchas las personas que aprovechan la época de vacaciones de verano para acercarse a las ONG y participar en proyectos de voluntariado. Así se traduce del seguimiento que se ha hecho durante los últimos dos meses de la demanda de asesoramiento a las y los ciudadanos madrileños; hablamos de que el 37% de las demandas registradas hasta ahora se han concentrado en los meses de junio a julio.

No obstante, y aunque parezca que se trate de un interés que cree en un momento puntual, en más de la mitad de los casos quienes comienzan en actividades de voluntariado en verano suelen posteriormente seguir su actividad en la ONG. Por lo que se establece una relación a medio y largo plazo. Como señala el último estudio de Voluntariado del Observatorio, en torno al 53% de las personas voluntarias suelen vincularse a la entidad por un periodo de tiempo que va desde 1 a 5 años (La acción voluntaria en 2017, PVE).

El motivo de que se cree este vínculo más a largo plazo se debe a las motivaciones que terminan encontrando quienes realizan voluntariado. Estas son, como lo ha recogido FEVOCAM en su Radiografía del voluntariado en Madrid: motivaciones solidarias, vinculadas con la idea y la satisfacción de formar parte de una iniciativa que ayuda a mejorar la vida de otras personas; motivaciones relacionadas con el buen ambiente y el trabajo en equipo en la entidad, donde se establecen lazos personales y sociales; y motivaciones vinculadas con vinculadas con las personas destinatarias de la acción, que les ayuda a tomar conciencia de la situación de desigualdad  les permite contribuir socialmente a paliar estas desigualdades.

 

De manera que lo que suele partir de una motivación denominada autocentrada (motivaciones que generan un beneficio o gratificación centradas en la propia persona), se suele convertir en una motivación heterocentrada (con un carácter altruista o solidario).

Así, más personas se interesen por la acción voluntaria en periodo estival porque es cuando finalizan el curso escolar y disponen de más tiempo, o porque en verano disminuyen el ritmo de trabajo y tienen más hueco para las relaciones personales, adquirir nuevas experiencias o aprender algo nuevo. Sin embargo, el vínculo que establece con las personas destinatarias y la ONG y el sentirse parte de su mejora social, es lo que les vincula posteriormente, ya sea para seguir en la entidad como persona voluntaria, o para seguir colaborando diversas maneras en futuras iniciativas.

Por otro lado, también es cierto que cada vez son más las ONG que cuentan con programas específicos de voluntariado que se implementan en verano. Es el caso de las entidades que trabajan con menores o personas con discapacidad y que llevan a cabo campamentos de verano y colonias urbanas; nos referimos a ONG como Asociación Candelita, Cáritas Madrid, Fundación Balia, Fundación Esfera y MPDL, entre otras. También lo hacen las ONG que trabajan con personas mayores, porque en verano muchas de ellas se quedan solas en Madrid porque sus familiares o allegados se marchan de vacaciones; nos referimos a entidades como Fundación Amigos de los Mayores, Solidarios para el Desarrollo o Desarrollo y Asistencia. Y también se impulsan programas de voluntariado internacional y cooperación, muy orientado a jóvenes; como es el caso de Alianza por la Solidaridad, Médicos del Mundo o YMCA.

Para FEVOCAM, cualquier motivación es el primer paso para, desde la libertad, gratuidad y la solidaridad, acercarse a una ONG y acompañar a personas en situación de vulnerabilidad social. Porque tras este primer paso se inicia un camino de desarrollo personal y social que las personas voluntarias se sienta parte de una ciudadanía activa y comprometida con la trasformación de la sociedad.